Julio Anguita: “El euro va conformándose como el euromarco”

Billete de 500 euros

Julio Anguita
eleconomista.es

La Historia nos enseña que en todos los procesos de construcción de nuevas nacionalidades, Estados o alianzas estables con carácter estratégico siempre ha habido un elemento constitutivo que ha gozado de un mayor protagonismo que otros. Esta verdad no ha impedido que los demás hayan aportado una muy significativa parte en el diseño y en la consecución del proyecto compartido.

La Historia de la UE es la de un permanente reduccionismo desde las hiperbólicas aspiraciones de los años ochenta hasta el presente estado de cosas. A lo largo del tiempo han ido cayendo en el olvido la unidad política, la política exterior común, la cohesión económica y social, la fiscalidad común, el presupuesto comunitario digno de tal nombre y por supuesto la vigencia y aplicación de la Carta Social Europea. Y como omnipresente referencia de esa mudanza la férrea dirección de Alemania.

No hay Jefe de Estado o de Gobierno que se atreva a esbozar una propuesta de futuro sin saber de antemano cuál es la posición del Gobierno alemán. El proyecto de una unión bancaria ha significado la enésima reposición de lo que venimos manteniendo. Todo lo que pueda significar la UE queda reducido a la Eurozona y ésta ya sólo es el reino del euro que convenga a los designios de la banca alemana.

Es decir, sin apenas explicitarlo el euro va conformándose como el euromarco. La creación del fondo común de garantía para atender las crisis bancarias queda pospuesta hasta 2026. Mientras tanto los Gobiernos nacionales tendrán que subvenir como hasta ahora, con dinero público, los problemas de los bancos de cada país.

Quedan trece años para que convenientemente saneados, pasen a disposición del poder bancario con sede real en Berlín. Por eso causa alarma la inconsistencia del discurso europeísta oficial y la falta de valentía política para abrir un debate sobre la salida de esta situación de impotencia. Agarrados al euro o llevándolo sobre sus espaldas, se asemejan cada vez más al sapo y al escorpión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s