Convocatoria de manifestación 23F: Por nuestros derechos y libertades. Contra el golpe a la democracia. No a la represión.

 

Image

Por nuestros derechos y libertades. Contra el golpe a la democracia. No a la represión.
Con estos lemas celebramos este año el aniversario de nuestra primera manifestación el #23F. Convocamos a todas aquellas personas que estén dispuestas a dar una respuesta ciudadana, democrática, pacífica al grave recorte de derechos civiles y libertades que suponen las recientes medidas legislativas, como la reforma del código penal, la ley de seguridad ciudadana, la ley de seguridad privada y la ley del aborto. La que denominamos como “Ley mordaza” que convierte al policía en juez y parte, anulando las garantías judiciales, está dirigida a reprimir la protesta, la libertad de expresión y el derecho a la información.

La ley Gallardón, la más restrictiva de Europa, priva a las mujeres del derecho al aborto, vulnerando sus derechos y libertades, una medida más en la estrategia patriarcal que pretende hacer retroceder la emancipación de las mujeres. Queremos denunciar la creciente criminalización de quienes protestan, en un intento por blindar su modelo social y económico neoliberal e injusto y acallar las voces de los desposeídos, de los que sufren los recortes, de quienes se ven privad@s de su sanidad, su educación, de su derecho al trabajo, a la vivienda, de la justicia, de los derechos sociales, civiles y ciudadanos. Desde el 23 F del año pasado la situación ha empeorado. Rajoy prometió acabar con el paro en 2 años, pero no ha sido así, y millones de personas están en paro, aumenta la precariedad laboral y la destrucción de empleo y se vulneran derechos sindicales, a lo que contribuyen las sucesivas reformas laborales. Los servicios públicos son expoliados, mercantilizados, privatizados y vendidos a intereses especuladores. Como aquel 23F de 1981, nuestra soberanía y nuestra democracia están siendo amenazadas, secuestradas ahora por un sistema económico y político que supedita el pago de nuestra deuda (art 135 de la Constitución) a los intereses mercantilistas, especulativos y financieros, secuestrada por los poderes y empresas que dictan las políticas que empobrecen a millones de seres humanos, que destruyen el planeta y que hipotecan el futuro de generaciones enteras con una deuda ecológica inasumible.

Por último, hay que decir que esta crisis no es otra cosa que una estafa, que resulta más sangrante cuando observamos la opulencia de los capitalistas insultando nuestra pobreza. En un país en el que aumentan las desigualdades sociales y en el que los ricos son cada vez más obscenamente ricos y los pobres más pobres, tampoco se asegura que la justicia sea igual para todos cuando afecta a las élites del poder, o a altas instituciones, como demuestra la comparecencia de la hija del rey ante los tribunales. Los ciudadanos seguimos percibiendo que la corrupción tiene impunidad. Asistimos con indignación a la evidencia que el único condenado por el caso Gürtel, hasta el momento, es el juez Garzón y que el juez Silva va a ser represaliado por atreverse a encarcelar a Blesa. Queremos justicia que acabe con la impunidad de los represores y criminales del franquismo y la transición y que se apliquen las leyes y las recomendaciones internacionales, que instan a que se haga justicia. Este 23F, un año después, celebramos que la lucha da sus frutos.

Las últimas victorias populares demuestran que SÍ SE PUEDE. Las huelgas victoriosas de los trabajadores y trabajadoras de la limpieza y del alumbrado municipal de Madrid y de la recogida basura de Alcorcón, la lucha de Gamonal que canceló unas obras especulativas al margen del pueblo, el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que reconoce el escrache como un derecho democrático, el informe del Relator de la ONU pidiendo al estado Español que se juzguen los crímenes del franquismo, la movilización de la Marea Blanca que ha paralizado la privatización de 6 hospitales y 27 centros de salud… Además, en Madrid, se ha conseguido la anulación del “repago” sanitario y la dimisión del consejero Lasquetty, que celebramos con algarabía, y que será el primero de una larga lista de gobernantes que acabarán dimitiendo.

Estas luchas, y otras actuales como la de los trabajadores del centro de transfusiones, que están encerrados en defensa de una donación 100% pública, la de los trabajadores víctimas del ere de Coca Cola, la lucha contra la impunidad de los crímenes del franquismo, o la de las Marchas de la Dignidad sobre Madrid del 22 de Marzo, entre otras, señalan el camino y alientan a seguir. Nuestros sueños serán sus pesadillas. Nuestra respuesta es y será la desobediencia civil y NO‐Violenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s